Seis meses con restricciones de cruces fronterizos de Estados Unidos

Cruce fronterizo
Olivia Maldonado - Relaciones Comercial

Por Olivia Maldonado

Consultora Binacional México – Estados Unidos

Seguramente para navidad los fronterizos volveremos a cruzar la frontera…

En la frontera entre México y Estados Unidos hemos vivido con un sentido de pertenencia en ambas partes, sin distinción de cultura, idioma y costumbres. En el lado Mexicano, nuestra acostumbrada frase: “vamos al otro lado” es tan habitual y tan natural que podemos sentir que estamos en nuestra tierra. Tan es así, que hemos decidido el no vivir en dos ciudades sino en una región, “nuestra región Calibaja”.

Hemos compartido experiencias e historia en situaciones de seguridad, que han marcado nuestra memoria pero nunca ha mermado nuestro cariño como tampoco el visitarnos unos a otros. Recuerdo los atentados del 9/11 y que a partir de esa fecha nada fue igual; la seguridad nacional se volcó minuciosa, haciendo uso de RFID (identificación de radio frecuencia, por sus siglas en inglés), pantallas lectoras, líquidos que ahora son sospechosos de peligro, etc;.

Después vino el derrumbe en la garita internacional de San Ysidro cuando esta era remodelada, y por primera vez vivimos el cierre de esta gran frontera donde transitan más de 130 mil personas diariamente, dirigiendo el flujo hacia garita de Otay.

 

Cruce fronterizo

Ahora enfrentamos una pandemia, y con ella llegaron los ya famosos “cruces esenciales”, restringiendo el cruce de turistas y negocios con visa B1/B2, exceptuando aquellas personas a las que se considere esencial su cruce, ya sea por razones médicas, negocios transfronterizos o educación por mencionar algunos.

Para muchos fronterizos, el no cruzar la frontera durante seis largos meses ha sido como si no nos dejaran visitar parte de nuestra ciudad, de nuestra región. Al principio se vivía al pendiente del anuncio mensual para saber si se levantaría la restricción del cruce,  pero solo llegaba la noticia que se extendía de un mes más.

regreso usa tijuana

Pero, a quién le ha afectado más la economía…a San Diego o a Tijuana?

 

Si recordamos, hemos tenido una economía compartida de 2.5 billones de dólares tan solo en Tijuana y San Diego, no dejando de mencionar que generamos 1 MDD por minuto entre ambos países. Pero para quien ha sido catastrófico es para San Ysidro, el cual tiene un impacto económico anual de $600 millones de dólares, teniendo en cuenta que el 94% de las tiendas se encuentran del lado este de San Ysidro, y el 65% de ventas se encuentran en el oeste, y estas dependen de compradores Tijuanenses. Ahora varios negocios han cerrado sus puertas para no volver más. Líderes empresariales de San Diego han enviado exhortos a Washington, D.C. solicitando el levantar las restricciones de cruce a turistas, sin embargo, en aquella ciudad donde se toman decisiones a distancia de nuestra frontera, la agenda es otra y más enfocada a la política del presidente y las próximas elecciones de noviembre.

 

Lo que sí es cierto, es que la economía de Tijuana ha sido menos golpeada en algunos sectores. Por ejemplo, los supermercados incrementaron sus ventas;  la ropa, calzado y accesorios ahora se compran en esta ciudad por no poder cruzar hacia San Diego.

También las compras en línea se incrementaron como nunca antes, al menos en México subieron un 400%; y con ello se quedará la confianza y comodidad de comprar en línea, por lo que este sector seguirá siendo beneficiado.

Teniendo en cuenta que sería una gran derrama económica el eliminar los cruces esenciales en época navideña, y ya pasadas las elecciones donde el discurso político siempre ha sido el “proteger a los Estados Unidos de la pandemia, migración etc” , tendríamos con mucha seguridad que los cruces esenciales dejen de funcionar y se abra la frontera para todos los visitantes.  Esto lo veremos, pero por lo pronto el próximo 21 de septiembre con toda seguridad se ampliará a un mes más. Sin embargo, esperaremos el aviso oficial de la autoridad CBP, a quien le corresponde emitir esta medida.

 

Ha habido reuniones de alto nivel con recomendaciones de levantar los cruces esenciales sin afectar la economía transfronteriza. Y es que así ha sido para el cruce comercial, ya que el número de camiones de carga superó la cifra del 2019, de 84,089 a 87,167. Así que el cruce de mercancías continúa en crecimiento.

El Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, realizó una gira de trabajo en la región fronteriza Tijuana-San Diego la semana pasada, con una agenda sobre los derrames del rio Tijuana -que es otro de los temas pendientes de esta región- el embajador fue testigo presencial de la situación que estamos viviendo con la restricción de cruces para turistas. Desafortunadamente la decisión de levantar los esenciales continúa en Washington D.C. y él como representante, seguramente realizó consultas locales con los presentes en esta visita donde se dieron cita autoridades y lideres empresariales.

 

Las votaciones federales están en puerta, el 3 de noviembre los estadounidenses decidirán quien será el presidente número 59 de su País. La disputa está entre el Presidente Trump y Biden, se requieren 270 votos para ganar y aquí hay mucho que exponer: las reformas migratorias, programas como DACA, así como luchas de personas. Pronto tendremos claro si sus promesas de campaña se concretan y que este sea en beneficio de tantas personas, sobre todo de las minorías.

!!!Nuestra relación binacional es como nuestra casa y esta llena de oportunidades,!!!