Editorial 1

Por Rafael Licéaga Campos

No hay nada más halagador para la gente que nos gusta escribir y opinar tanto en los medios impresos como en las redes sociales, que ver que se crea una nueva opción positiva, creadora e innovadora como esta revista “Urbanus”. Y nada más honroso que lo inviten a uno a ser parte del nuevo esfuerzo social, para hacer de nuestra región, una zona de grandeza y desarrollo humano, social y empresarial.

Actualmente, a la sociedad le urge tener credibilidad y confianza hacia el trabajo de la gente que se dedica a la comunicación. Es un hecho que, a muchos de los informadores, les hace falta un tanto de responsabilidad social. De ahí que es gratificante ver que nazcan nuevas oportunidades para, dentro del sector de la información, hacer el bien a la sociedad.

“Urbanus” es una revista que pretende englobar los intereses de la comunidad en su conjunto, tratando de poner en valor sus logros y aportando una generalización de sus experiencias de forma que sea de utilidad a la sociedad en la que está insertada. Su filosofía, supongo, no variará de la filosofía del “bien ser”, y con ello será una base y guía para mucha gente de la comunidad.

Vivimos en una era en la que la información es considerada un bien valioso para tomar mejores decisiones. La sociedad exige que las empresas de medios de comunicación y los agentes que participan en el proceso de comunicar, sean interlocutores válidos que vean por legítimas demandas de la ciudadanía. Esto conlleva que la actividad de informar sea considerada una función importantísima dentro del mundo moderno, por su impacto, beneficios, riesgos e implicaciones que trae consigo comunicar.

Los organizadores de “Urbanus”, que forman esta revista, son partícipes e igualmente responsables de esta nueva visión sobre el manejo de la información, por ser a través de sus actividades profesionales, un medio donde se construyen los valores de nuestra sociedad. Es determinante desarrollar un sentido de compromiso.

Además de su función informativa, esperaremos que “Urbanus” influya en gran medida, en el proceso de encontrar la realidad. Es importante el compromiso moral. Por ello, es que la información que se brinda, y sobre todo la relacionada a malestares que afectan a la sociedad, deben tener una cobertura mediática cuidadosa.

Un profesionista íntegro es aquel que ejerce su libertad con responsabilidad, actuando con empatía e inclusión, y poniendo siempre en primer lugar a las personas, respetando su dignidad y valorando el rol que desempeña en su comunidad. Por ende, la responsabilidad social de la comunicación se gesta en lo que se escribe y lo que se publica, mostrando que se está consciente de la relevancia social, y el impacto que sus acciones pueden llegar a tener en la constitución de una opinión en los consumidores.

Creo que ha sido un gran acierto el crear esta revista, en donde seguramente veremos el modernismo de la comunicación plasmado en cada una de sus ediciones.

Luego entonces, con enorme gusto me sumo al júbilo de los emprendedores de Urbanus, y les hago llegar mi más sincera felicitación, por el lanzamiento de tan importante medio para nuestra región.

Con mis mejores deseos de éxito, les envío un cordial saludo a los nuevos emprendedores y a los nuevos lectores.


Facebook Twitter LinkedIn Whatsapp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *